El éxito del hentai en Internet

Con gran fama en todo el mundo, los videos hentai son un género de la animación que acude a escenas porno para su estructura, es por ello que muchos lo definen como caricaturas pornográficas. De origen japonés, se establece como una rama del manga o anime y es gracias a su ingreso al mundo del Internet que se ha propagado como una alternativa más para dar rienda suelta a las fantasías sexuales de las personas.

Con tiernas y sugerentes colegialas como personajes recurrentes, la década de los noventa que marcó la pauta para el gran auge del Internet, fue también el momento justo para que estas animaciones empezaran a consumirse por todas las latitudes posibles, siendo actualmente parte del consumo porno regular por parte de millones de adultos.

El mundo hentai en Internet

Desvinculando por completo la afectividad del sexo, las connotaciones morales no consiguen aparecer en este tipo de material y es precisamente esta una de las razones por las que es tan apetecido en las plataformas online. Generalmente, los aficionados al hentai opinan sobre los efectos visuales, el manejo del color y la calidad en el diseño de los dibujos, asimismo, el entretenimiento que proporciona y lo excitante o no que puede llegar a ser.

Estando dirigido a un público cien por ciento adulto, los subgéneros del hentai son ofrecidos obteniendo una gran demanda en los medios digitales. El yaoi por ejemplo, se caracteriza por mostrar relaciones sentimentales entre hombres con grandes dosis de sexo, el yuri por su parte, se distingue por las relaciones entre dos o más mujeres, mientras que el lolicon o loli acude a las relaciones entre hombres adultos con chicas muy jóvenes.

El hentai fuera de Japón

Un medio tan masivo como el internet ha sido un gran aliado para que las producciones hentai sean productos de alto consumo, y es que el disfrute de esta propuesta audiovisual se ve traducido en películas, series y videos a los que puede accederse tanto de forma gratuita como pagando para obtener mucha más calidad.

Su falta de límites es lo que en parte ha conseguido que este género desde hace mucho ya no sea exclusivo de la cultura japonesa, pues en las escenas pueden encontrarse desde animales hasta monstruos imaginarios, siendo de esta manera reconocido sin importar la posición geográfica como una opción más para perderse por un rato en historias subidas de tono que como toque adicional disponen de elementos artísticos bastante admirables.

Finalmente, aunque muchos sostienen en que llegará el momento en que el hentai se extinguirá, al menos por ahora sigue más vigente que nunca aprovechando la facilidad con la que puede ser compartido en miles de sitios web que revelan un gran tráfico de visitantes.